); ga('send', 'pageview');
91 694 16 24 info@deferst.com

El salón es la estancia central de nuestro hogar, donde suelen realizarse todo tipo de actividades. Si quieres reformarlo, pero no sabes por donde empezar, estas ideas te inspirarán:

  1. Agrupar estancias

En muchas ocasiones, tenemos en casa habitaciones a las que no damos uso. Si estas se encuentran junto al salón, podría ser buena opción tirar un tabique y hacer un salón amplio y funcional. Algunos ejemplos son:

  • Salón y comedor: si la casa tiene el comedor en una estancia diferente, puede ser una buena oportunidad para darle más espacio al salón. Por un lado, ganaremos más amplitud. Por el otro, le sacaremos más partido a tu vivienda.
  • Salón y terraza: las terrazas y galerías suelen ser una zona desaprovechada en muchos hogares. Es una obra sencilla que consiste en un cerramiento. Sin embargo, hay que tener los correspondientes permisos de la comunidad de propietarios y/o del ayuntamiento, según el caso.
  • Salón y cocina: cada vez están más de moda las cocinas americanas. Esta reforma requiere invertir más presupuesto, sobre todo cuando la distribución inicial de la vivienda no es la adecuada. Pero si testamos planteando la posibilidad de una reforma integral, el resultado podría ser increíble.
  1. Muebles a medida

En muchas viviendas el salón no es geométrico. Esto puede darse por el hecho de que el precio del metro cuadrado es elevado, principalmente en las grandes ciudades. Por ello, es recomendable aprovechar cada espacio con muebles a medida.

Por otro lado, hay ciertas tendencias decorativas en las que no encaja un televisor. Un salón retro muy cuidado no combina con una pantalla plana de 50 pulgadas. Pero, ¿a quién no le gusta ver una película, los informativos o seguir un evento deportivo en su salón? Existen muebles que permiten esconder la televisión en su interior.

Y cuando las curvas no correspondan con las ventanas, una opción podría ser crear un espacio de líneas rectas en el interior del salón y dejar los recortes redondeados como un lugar de almacenamiento creando falsas paredes.

  1. Cambiar el suelo

Sustituir el suelo siempre es una buena medida para renovar un espacio. Además, existe un gran abanico de materiales y modelos para elegir.

La tarima flotante o el parqué es una tendencia que nunca pasa de moda, pero existen opciones mejores para nuestro bolsillo. Los suelos vinílicos, por ejemplo, tienen una fácil instalación y un precio asequible.

  1. Renovar las paredes

Es la forma más rápida de aportar aire fresco al salón. Son lo más vistoso de la estancia, por lo que el cambio se notará.

Al igual que con el suelo, hay muchas opciones: papel pintado con estampados, liso, estilo industrial, retro; o pintar de algún color diferente, pintar de varios, con gotelé, en pared lisa…

  1. Colocar puertas nuevas

Es otra de las posibilidades a tener en cuenta si vamos a reformar el salón. Se pueden colocar puertas nuevas que se adapten mejor al nuevo diseño que queramos dar a la estancia. Si, además, no disonemos de mucho espacio, puede ser una oportunidad de ganarlo, ¿y cómo? Instalando puertas correderas.

Sin embargo, también podemos optar por la opción más económica: pintar. Si las puertas están en buen estado, no hay necesidad de cambiarlas. Podría ser suficiente con pintarlas o lacarlas para transformarlas por completo.

Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Inmobiliarias en leganés grupo em Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Quórum 2000 Construcción Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés LGN Noticias LGN Ocio LGN Radio Qdr Comunicación Lega Integra QDR Comunicacion QDR Comunicacion